sábado, 1 de diciembre de 2007

MAHOMA Y LOS PILARES DEL ISLAM


VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA
Según Estudios realizados una de cinco personas en el mundo sigue la religión del Islam, palabra que significa “sumisión” y se refiere a la sumisión a dios. El nombre musulmán se deriva de la misma raíz y significa “el que se somete”. De modo que el Islam se presenta como una religión de los que se someten a dios. La historia de su origen y expansión abarca la persecución de parte de sus enemigos y las guerras de conquista que resultaron en su soberanía en el Oriente Medio, el norte de África y parte de Europa y Asia. 
MAHOMA SU FUNDADOR 
Mahoma nació en la Meca, Arabia en 570 d.N. E.. Su padre Abdullah (cuyo nombre significa “esclavo de dios”), murió antes del nacimiento de Mahoma. A los seis años perdió a su madre. En su juventud Mahoma tuvo empleo en caravanas de una viuda rica llamada Khadija. Se casó con su patrona y de este matrimonio nacieron dos hijos varones, los cuales murieron en su niñez y dos hijas. Como árabe, su herencia religiosa se trazaba desde Abraham y la promesa de dios le había dado de bendecir a su hijo Ismael y hacerle padre de una gran nación. La tradición decía que la Meca era donde el ángel hablo a Agar cuando huía de Sara, y le dio promesas respecto a su hijo Ismael que nacería. El cumplimiento se hallaba en las tribus árabes que descienden de Ismael. Entre ellas había muchas pequeñas tribus beduinas en la región que ahora es Arabia Saudita.
Cuenta la historia que Abraham e Ismael en el desierto edificaron de piedra la Kaaba para un altar a dios. Era un santuario en forma cúbica en el sitio donde después se levantaría la ciudad de la Meca. A un lado del santuario estaba la Piedra Negra (probablemente un meteoro) que, según la tradición, Gabriel había traído del cielo. La Kaaba era el centro de adoración para los árabes. La tribu de Quraish a la cual pertenecía Mahoma era la guardiana de Kaaba. En sus viajes a Siria y Palestina, Mahoma conoció a judíos y cristianos. Mahoma al no saber leer, escuchaba las lecturas bíblicas y aprendió bien de sus enseñanzas. Aceptó el hecho de que había un solo dios de la biblia, llamado Allah en arábigo y Alá en español. Iba con frecuencia a la Meca para meditar y buscar una relación íntima con el dios soberano. En el año 613 0 614 tuvo allí su primera revelación, que él debía recitar todo lo que dios le diría. Después tuvo otras revelaciones que debía enseñar. Dijo que eran palabras leídas por Gabriel de un libro que dios mismo había escrito antes de la fundación del mundo. 
Mahoma así se convirtió en un profeta fogoso. Proclamaba que Alá era uno y que todos debían arrepentirse para no perecer en el terrible día del juicio. Recitaba los mensajes y ganaba seguidores, los mismos que escribieron sus mensajes. Después de su muerte los recogerían y recopilarían en el Corán, que es el libro sagrado del Islam. Después de la muerte de su esposa Khadija, Mahoma se casó con un número creciente de mujeres. La poligamia era común en ese tiempo, y parecía una forma cuando Mahoma limitó a cuatro el número de esposas que uno podía tener simultáneamente. Mahoma tuvo una revelación de que a él se le daba una dispensación especial de tener más esposas , y en total tuvo once. Sus adeptos continuaron con la limitación a cuatro en los países donde se permitía la poligamia. 
Mahoma llamó a sus seguidores a una “guerra santa” (jihad) para subyugar a todos a la fe de Alá. Al cabo de ocho años fue a la Meca con diez mil soldados y la tomó. Purgó la Kaaba de los ídolos y la dedicó como un santuario del Islam. Siguió con los peregrinajes anuales y estableció ciertos requisitos. Mahoma aprendió mucho de los judíos y de los cristianos, y los trataba con respeto. Pero al ver que resistían a sus enseñanzas, todo cambió. Mando a observar el viernes en vez del sábado como día sagrado y orar mirando hacia la Meca y no hacia Jerusalén. Millares de judíos y cristianos fueron muertos en la Jihad, y se enseñó que el que daba muerte a un no islámico tenía asegurado la entrada al paraíso y estas enseñanzas hasta hoy están presentes en el conflicto que mantiene los seguidores de Alá con el mundo, en especial el Occidental. 
LOS PILARES DEL ISLAM 
Mahoma estableció cinco pilares del Islam que son requisitos para todo musulmán. 
1.- El Credo. Se requiere el repetir cada día en arábigo el credo: No hay dios fuera de Alá, y Mahoma es su profeta. 
2.- La oración. Se debe orar cinco veces al día a tiempos señalados. Cinco veces suena el llamado a la oración. Los hombres deben arrodillarse con el rostro hacia la Meca y la frente en el suelo, y repetir ciertas oraciones en arábigo. De modo que la oración es un ritual más que una comunicación individual de la persona con dios. Aun cuando no se conozca el árabe aprenden de memoria las palabras y las repiten. Algunos usan un collar de oración con noventa y nueve cuentas que representan los noventa y nueve nombres de dios que revelan su carácter. 
3.- La limosna. Mahoma siendo huérfano él mismo tenía compasión especial por los huérfanos y los pobres. Estableció el requisito de dar limosna a los pobres y a la familia del profeta. El dos y medio por ciento del capital de cada persona sostenía a los líderes religiosos, a los necesitados y al ejército en sus misiones para extender el Islam. 
4.- El ayuno. Se ayuna durante todo el mes de Ramadán, sin tomar bebida o alimento desde antes de salir el sol hasta su puesta. Después de la puesta del sol se puede comer a gusto, y llega a ser un tiempo de banquetes y celebración. 
5.- El peregrinaje (hajj). Se obliga hacer un peregrinaje a la Meca por lo menos una vez en la vida, donde se da la vuelta a la Kaaba y se debe besar la Piedra Negra siete veces. Con la extensión mundial de esta religión, que de acuerdo a los últimos datos estadísticos es la segunda religión en el mundo después de los evangélicos en el número de fieles, es imposible tocar peor besar, por lo que se conforman con rodear al símbolo del islamismo.
Además, de los requisitos señalados se prohíbe ciertas cosas, entre ellas el uso del licor y el tabaco y comer carne de cerdo. 
La conquista por parte del Islám 
Cuando Mahoma falleció en 632 d. de N. E. las autoridades islámicas en la Meca nombraron a su suegro y fuel compañero, Abu Bakrcomo su sucesor y primer califa. El ordenó la recopilación de las enseñanzas de Mahoma para formar el Corán. Después de dos años le sucedió un joven militar llamado Omar, quien llevó la guerra santa de conquista a los países vecinos, logrado el dominio de Palestina, Siria, Persia y parte de Egipto.
Con la muerte de Omar en 644 surgió una disensión sobre cual de los dos yernos de Mahoma sería el próximo califa. Otmán o Alí. Otmán ganó el respaldo de las autoridades y dirigió el islam hasta 656. Extendió el imperio musulmán hasta Afganistán, la cordillera del Cáucaso y Libia. Hizo sacar una versión revisada del Corán y mandó a destruir las copias anteriores. Esto levantó tanta oposición que un fanático partidario de Alí asesinó a Otmán. El poder pasó a Alí, esposo de Fátima la hija de Mahoma. Pero se produjo una ruptura y guerra civil con Moawiya, el gobernador de damasco, respaldado por Aischa, la esposa favorita y viuda de Mahoma. En 661 Alí fue asesinado y Damasco llegó a ser la capital del Islam. Después de otra guerra entre facciones, la capital pasó a Bagdad (Irak). La Meca continuó como el centro religioso. 
Con el paso de los años siguió la conquista islámica de todo el oriente Medio, norte de África y el sur de Europa y Asia. En 732 el Islam dominada España y una parte de Francia. Desde la derrota en Francia no se continúo la conquista sino que han ido consolidando su poder en muchos países sobre todo de África y Asia. 
Sunnitas, Sufíes y Chiitas 
Desde el principio el Islam ha sido un movimiento tanto político como religioso y su división en sectas y subsectas se debe a conflictos políticos y diferencias en doctrinas. En el siglo XX ya existió más de 72 grupos islámicos. Las cuatro ramas principales del Islam son los sunnitas, los sufíes, los chiítas y los Baha’is que se puede clasificar como una religión, la más nueva del mundo y de mayor penetración en occidente. 
Los sunnitas se consideran los musulmanes ortodoxos, los que se adhieren a las doctrinas originales del Islam. 
Los sufíes (entre sunnitas y los chiítas) dan más énfasis al aspecto espiritual que al político del Islam. Buscan la relación individual con Alá, tienen sus monasterios y se esfuerzan en observar los requisitos del Islam. Se destacan por su literatura.
Los chiítas también se destacan por su misticismo. En las guerras entre facciones, establecieron su capital en Bagdad, Irak, y tuvieron destacada actuación en la expansión del imperio. No reconocen lo legítimo de algunos califatos y dicen que el duodécimo califa o imán (líder espiritual) desapareció y retornará para reinar sobre el mundo entero. 
La ley Islámica (Sharia) 
La Sharia es la ley islámica, tal como fue elaborada por los eruditos musulmanes. El Corán es la fuente principal de la jurisprudencia islámica. La segunda fuente es la Sunna o tradición. La Sunna no es en sí un texto como el Corán, sino la suma de los hadices, las tradiciones originalmente orales que refieren las palabras y actos de Mahoma. La Sharia cubre todos los aspectos de la vida del musulmán. El Corán prescribe una parte de esas leyes o preceptos, como la prohibición del homicidio, de las relaciones sexuales extramaritales, del consumo de alcohol y de los juegos de azar. El Corán también detalla leyes relacionadas con la herencia, el matrimonio, la compensación en los casos de homicidio o daños físicos; así como reglas para el ayuno, el azaque (tributo que los musulmanes están obligados a pagar de sus bienes y consagrar a Dios) y la oración. Los preceptos y prohibiciones son interpretados en la práctica por los ulemas, doctores de la ley mahometana. Otros aspectos legales son dirimidos por los takzir o jueces. Se les da el poder de dictar sentencia siempre ateniéndose a los principios del Corán y de la Sunna. La ley islámica es directamente aplicable cuando la constitución del país involucrado así lo establece, como es el caso de Arabia Saudita o Irán. De otro modo, se aplica la legislación sancionada por el estado, que, según el caso, puede coincidir en mayor o menor medida con la Sharia. 

Seguidores

.

Temas tratados