viernes, 3 de marzo de 2017

LA INTUICION


 VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA



La filosofía no tuvo siempre por base al racionalismo. La oposición entre  la intuición y la razón preocupó ya a los pensadores en el tiempo de Sócrates. Éste demostró el papel de lo que más tarde había de llamarse el inconsciente, mostrando a los artistas y poetas inspirados no por la sabiduría, sino por un fuego muy semejante al de los magos.

Esta teoría expuesta por Platón en su apología de Sócrates es muy parecida a la teoría de la intuición. En la edad Media algunos pensadores como Paracelso, el matemático Cardan la abrazaron. Hoy muchos pensadores y filósofos consideran a la intuición superior a la razón.

De hecho el sentimiento y la razón, que expresan necesidades diferentes  del espíritu, tienen  siempre sus defensores. El sentimiento fue y es el preferido de los poetas, artistas, astrólogos, médium, holísticos y en general personas dedicadas a la espiritualidad: la razón por los sabios, matemáticos, científicos, teóricos. Los primeros viven en el dominio  de la creencia; los segundos, en el conocimiento. Y este conflicto eterno ha hecho que las dos corrientes se alimenten, crezcan y se fortalezcan en muchos sectores de la sociedad, creando condiciones provechosas para enfrentar a la inteligencia con el sentimiento sobre nuestro destino.

La biología y la patología penetraron en el terreno del inconsciente  y por consecuencia en la vida intuitiva hasta llegar a las fuentes más profundas de nuestros sentimientos y de la vida consciente. La conciencia afectiva hasta ese momento no tenía  la claridad de la conciencia intelectual, pero, sin embargo, la dominaba, porque las inspiraciones de la razón germinan frecuentemente en el fondo de lo inconsciente.

La subconsciencia constituye la fuente tanto de la vida orgánica como de la psíquica y se encuentra por consecuencia, en la base de los diversos problemas filosóficos. De él derivan los elementos del carácter que constituyen la personalidad. Representa una especie de estanque  nutrido por el pensamiento de nuestros antepasados  y por la experiencia del alma inmortal  que bebió la fuente del saber constantemente en sus diversas vidas. Por tanto, lo inconsciente podría ser definido como la condensación del alma en el poder propio de la permanencia donde todo es mutable.

Cuando se va de lo físico a lo vital y a lo psíquico, el conocimiento se hace cada vez menos preciso y entonces interviene la intuición. La naturaleza nos ha dado la inteligencia para la vida a través de sus fenómenos en constante evolución  y no para la explicación de las cosas y nosotros sobrepasamos ese fin tratando de interpretarlas. Además el mundo de la vida y del alma es una perpetua sucesión y transformación

Podemos definir a la intuición como la facultad de comprender las cosas al instante, sin necesidad de realizar complejos razonamiento. Está relacionada al conocimiento inmediato, directo y autoevidente. No requiere, por lo tanto, de ningún tipo de deducción. Por lo que podemos afirmar que  es una habilidad que se deriva de la conciencia de uno mismo y que permite recurrir, no sólo a sus conocimientos, sino aplicar también su sabiduría de la vida a sus decisiones

La intuición, en definitiva, está vinculada a las reacciones repentinas o a sensaciones más que a pensamientos elaborados y abstractos. Es importante señalar que la ciencia no admite que se compare la intuición con una experiencia paranormal o mágica; siempre intenta justificar aquellas cuestiones que no podemos explicar como producto de procesos mentales a los cuales no se accede mediante la conciencia y promete que, algún día, en un futuro no muy distante, hallará las razones exactas para dichos fenómenos.

POTENCIALIZAR LA INTUICION
  
 Para potenciar la intuición es necesario ser menos crítico con cada conclusión que no sea justificable por medio de un argumento sólido. No es necesario empezar sólo actuar desde la sensación de que algo es cierto.

Puede ayudar anotar coincidencias entre lo que soñamos y lo que luego vivimos. Los sueños suelen ser un espacio en el que al carecer de freno analítico, se muestran con mayor soltura conclusiones, ideas sobre nuestra realidad cotidiana.

Practicar la meditación o alguna técnica de relajación suele potenciar también la intuición.

FORMAS DE INTUICION

Existen dos formas de intuición completamente diferentes. La intuición intelectual y la intuición de origen afectivo.

La intuición intelectual determinan el nacimiento de ideas espontáneas, a veces geniales, madre de los grandes descubrimientos, que iluminan el pensamiento de los sabios, ejemplo Galileo, Newton, Einstein, todos ellos fueron instituciones intelectuales.

Las instituciones intelectuales difieren de las instituciones sentimentales, en que las primeras pertenecen al mundo de las ideas y las segundas al de los sentimientos. La intuición de origen afectiva o mística se traduce por impulsos del inconsciente que guían a los seres a realizar u optar por determinado evento. Es decir tiende a analizar con profundidad el riesgo o, en otras palabras, nuestra capacidad de decidir cuando la información es escasa o confusa, y ha constatado el enorme poder del instinto ante estas situaciones.

Como conclusión podemos afirmar que la intuición no es algo mágico con lo que se nace, la desarrollan personas inteligentes que aprenden de todo lo que viven y ven a su alrededor, siendo  muy importante para desarrollar buenas habilidades sociales, para hacer mejor nuestro trabajo o para encontrar nuevas soluciones a viejos problemas, y por eso merece la pena tenerla en cuenta y potenciarla en el día a día, brindándonos una puerta de acceso a la sabiduría vital acumulada. Solo hay que saber escuchar ese mensaje e interpretarlo y para ello es necesario conocerse a sí mismo.



viernes, 27 de enero de 2017

LA HUMILDAD

VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA

Siendo el alfa y omega de la experiencia espiritual,  la humildad es humilde por definición. O sea que una humildad que no sea humilde sino aparatosa, ostentosa, proclamada a los cuatro vientos, deja de ser humildad para convertirse en una forma rebuscada de soberbia. Pocas cosas hay tan irrisorias como el tipo que dice “no hay nadie más humilde que yo”. Por eso podemos afirmar que de todas las virtudes, la humildad puede considerarse una de las más difíciles de conseguir. Casi toda la historia de la literatura y la filosofía se refieren a destacar sobre el tema y vale recordar pensamientos de grandes hombres como Ruskin («estoy convencido que la primera prueba de un gran hombre consiste en la humildad») Cicerón («cuanto más alto estemos situados, más humildes debemos ser»)  J.D. Salinger en su novela ‘El Guardián Entre el Centeno’ considerada como una de las obras cumbre de la literatura norteamericana nos dice («Lo que distingue al hombre insensato del sensato es que el primero ansía morir orgullosamente por una causa, mientras que el segundo aspira a vivir humildemente por ella»). Einstein, reputado como uno de los de los seres más inteligentes que ha tenido la humanidad, dijo: («Nunca he conocido a una persona tan ignorante que no tuviera algo que enseñarme»). Todos nos demuestran el valor que tiene la humildad.

De allí lo importante de aprender a elogiar sinceramente a los demás: Cuanto más mencionemos las buenas cualidades de quienes nos rodean a uno, más virtudes se descubrirán en ellos, y será más difícil que uno caiga en la trampa del egocentrismo. Allí la humildad nos enseña a descubrir que las muestras de respeto por la persona –por su honor, por su buena fe, por su intimidad–, no son convencionalismos exteriores, sino las primeras manifestaciones de nuestra integridad interna en busca de iluminarnos con nuestros aciertos.
Por eso se dice que la frase más difícil de pronunciar es: «Me equivoqué». Quienes se rehúsan a hacerlo por orgullo suelen volver a caer en los mismos errores (sólo el hombre cae dos veces en la misma piedra) y, además, terminan marginándose de los demás. Allí la humildad se convierte en una antorcha que presenta a la luz del día nuestras imperfecciones; no consiste, pues, en palabras ni en obras, sino en el conocimiento de sí mismo, gracias al cual descubrimos en nuestro ser un cúmulo de defectos que el orgullo nos ocultaba. Debemos aprender a labrar nuestra piedra bruta.

Y si la frase más difícil de pronunciar es: «Me equivoqué», la siguiente más difícil debe de ser: «Perdóname». Ese simple vocablo mata el orgullo y pone fin a cualquier altercado, así hemos eliminado a dos pájaros de un solo tiro. Pero para eso, es necesario reconocer que tanto los demás como uno mismo podemos equivocarnos.
Otro don de la humildad es saber admitir nuestras limitaciones y necesidades. Es parte de la naturaleza humana querer dar la impresión de ser fuerte y autosuficiente; eso normalmente no hace más que dificultar las cosas. Si manifiestas humildad pidiendo ayuda a los demás y aceptándola, sales ganando. El no fiarse del propio parecer nace de la humildad. Y donde hay humildad, hay sabiduría. Sirve a los demás. Ofrécete a ayudar a los ancianos, los enfermos y los niños, o a prestar algún otro servicio comunitario. Saldrás beneficiado, pues aparte de adquirir humildad, te ganarás la gratitud y el cariño de la colectividad. Cuando se te presente la ocasión de prestar ayuda al prójimo, hazlo con alegría y con la humildad y  sacarás tesoros inmensos de virtud y de gracia en tu corazón.

Hay que ir en el caminar de la vida aprendiendo a cultivar el mérito de toda cualidad que tengas y de todo lo bueno que te ayude a hacer. Para ello es importante abrir los ojos del alma y considerar que no se tiene nada nuestro de lo que debamos gloriarnos. Lo único que realmente tenemos son nuestros dones que viven  en nosotros y que muchas veces no lo hemos descubierto y potencializado. Un grave error es no saber confiar en los demás y solo pensamos que es un gran logro confiar en nuestras propias fuerzas. Nuestra sabiduría con el tiempo nos indicará lo contrario.
Practiquemos todos los momentos de nuestra vida la humildad que es la madre de todas las virtudes, así como la soberbia es la madre de todos los males y vicios. La experiencia espiritual y la tradición mística así lo atestiguan. El cimiento sólido para todo el edificio espiritual que queramos edificar es la humildad. Sin ella, nada considero que sobra.

martes, 3 de enero de 2017

OSHO Y LA CIENCIA DE LA TRANSFORMACION


VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA


Muchas de las personas más influyentes de nuestro mundo  han expuesto verdades, sabiduría, y puntos de vista controvertidos que les han ganado tanto respeto y temor de las masas. Osho Rajneesh era una de esas personas. Un místico indio, gurú y maestro espiritual, que tiene millones de seguidores en todo el mundo, junto con miles de detractores. Confiado y abierto, que arroja luz sobre los temas a menudo considerados tabú por la sociedad en general.

Osho o Bhagwan Shri Rashnísh, nació en Bhopal-India el  11 de diciembre de 1931.-Fue un filósofo, místico, orador, líder espiritual indio y fundador del Movimiento Osho. Desde muy joven se destacó y su aporte es valioso por sus  cuestionamientos a las normas religiosas, culturales y sociales existentes en la sociedad. Su experiencia mística lo llevó a lo que él llama su iluminación a la edad de 21 años. Se dio a conocer como un gurú espiritual no sólo en la India, sino en todo el mundo.  Sus enseñanzas se centran en la necesidad de la meditación, conciencia, amor, celebración, valor, creatividad y humor, todo lo cual se cree que es suprimida por los sistemas tradicionales de creencias, tradición religiosa, y la socialización. Sus enseñanzas han afectado en gran medida al movimiento de la Nueva Era occidental.

Un místico contemporáneo que desafió la categorización, lo que refleja todo, desde la búsqueda individual de sentido a los problemas sociales y políticos más urgentes que enfrenta la sociedad actual. Osho tiene un objetivo declarado de ayudar a crear las condiciones para el nacimiento de un nuevo tipo de ser humano, caracterizada como "Zorba el Buda" - que tienen los pies firmemente en el suelo, pero cuyas manos pueden tocar las estrellas. Corriendo como un hilo a través de todos los aspectos de Osho es una visión que abarca tanto la sabiduría atemporal del Este y el mayor potencial de la ciencia y la tecnología de Occidente.

Este controvertido personaje espiritual es sinónimo de una contribución revolucionaria a la ciencia de la transformación interior y un acercamiento a la meditación que se aborda específicamente el ritmo acelerado de la vida contemporánea. Implemento técnicas  únicas de meditaciones activas y meditativas. Terapias diseñadas para permitir la liberación de la tensión acumulada en el cuerpo y la mente para que sea más fácil de estar en silencio y experimentar el estado libre de pensamiento de la meditación.

Osho murió en 1990, pero su obra sigue publicando por millones de ejemplares  en todo el mundo y en más de 60 idiomas. En su epitafio grabado en la tumba que guarda sus cenizas había sido escrito por el propio maestro pocos días antes de morir: “Osho nunca nació, nunca murió, solamente visitó el planeta Tierra entre el 11 de diciembre de 1931 y el 19 de enero de 1990”.

EN SUS PALABRAS

"La verdad religiosa más fundamental es que el hombre está dormido - no físicamente, pero metafísicamente;.. No parecer, pero en el fondo El hombre vive en un sueño profundo Trabaja, él se mueve, piensa, imagina, sueña, pero el sueño continúa como sustrato básico para su vida rara son el momento en que se siente realmente despierto, muy rara; que se pueden contar con los dedos.

"El hombre vive como un robot: mecánicamente eficiente, pero sin conciencia de ahí que todo el problema Hay tantos problemas- hombre que enfrentar, pero son todos los subproductos de su sueño!

"Así que lo primero que hay que entender es lo que este sueño se compone de - porque Zen es un esfuerzo para estar alerta y despierto toda la religión no es más que eso: un esfuerzo por ser más consciente, un esfuerzo por estar más alerta, con  más atención a su vida

ALGUNAS CITAS CELEBRES

 "El amor no conoce límites. El amor no puede ser celoso, porque el amor no puede poseer. Es feo, la idea misma de que posee alguien porque te gusta. Usted posee a alguien - que significa que ha matado a alguien y lo convirtió en una mercancía. Sólo las cosas pueden ser poseídas. El amor da libertad. El amor es la libertad”.

"Permanecer continuamente en una luna de miel. Seguir buscando y buscando el uno al otro, la búsqueda de nuevas formas de amar uno al otro, la búsqueda de nuevas formas de ser uno con el otro. Y cada persona es tal un misterio infinito, inagotable, insondable, que no es posible que se puede decir nunca, ‘La conozco’, o, ‘Lo he conocido’.  A lo sumo se puede decir, 'He intentado lo mejor posible, pero el misterio sigue siendo un misterio’.  De hecho cuanto más se sabe, más misteriosa se vuelve el otro. Entonces el amor es una aventura constante”.

Cuando no se necesita una persona para nada, cuando esté totalmente basta a sí mismo, cuando se puede estar solo y tremendamente feliz y extático, entonces el amor es posible. Pero entonces, también, no se puede estar seguro de si el amor del otro es real o no - usted puede estar seguro de una cosa: si su amor es real. ¿Cómo se puede estar seguro acerca de la otra? Pero entonces no hay necesidad. Esta ansiedad continua acerca de si el amor de la otra es real o no, simplemente muestra una cosa: que su amor no es real. De lo contrario, a quién le importa? ¿Por qué estar preocupado por eso? Disfrútalo mientras dure, estar juntos mientras que se puede estar juntos! Es una ficción, pero se necesita la ficción”.

 "La caída de la idea de convertirse en alguien, porque ya es una obra maestra. No se puede mejorar. Sólo tiene que llegar a ella, para saber que, al darse cuenta de ello”.

 "Me encanta este mundo porque es imperfecta. Es imperfecto, y es por eso que está creciendo; si era perfecta, habría sido muerto. El crecimiento es posible sólo si hay imperfección. Me gustaría que recuerden una y otra vez, yo soy imperfecto, todo el universo es imperfecto, y amar a esta imperfección, para regocijarse en esta imperfección es toda mi mensaje”.

 "Si usted puede traer a su conciencia, su conciencia, su inteligencia al acto, si puede ser espontáneo, entonces no hay necesidad de ninguna otra religión, la vida misma será la religión."

"La verdad no es algo que está fuera de ser descubierto, es algo dentro de realización."

 "Sólo estar vivo es un regalo, pero que nadie te dijo que agradecer a la existencia. Por el contrario, todo el mundo estaba de mal humor, las protestas. Naturalmente, si todo lo que rodea su vida desde el principio continúa señalando a usted que usted no es lo que debería ser es, sale a la que le da grandes ideales que hay que seguir y usted tiene que convertirse, a su condición de ser no es alabado. Lo que se alaba es su futuro - si puede convertirse en alguien respetable, potente, rico, intelectual, de alguna manera famosa, no sólo un don nadie”.

 "Si quieres aprender algo, aprender a confiar - nada más se necesita. Si eres desgraciado, nada más va a ayudar - aprende confianza. Si no se siente ningún significado en la vida y se siente sin sentido, nada va a ayudar - aprende confianza. La confianza da sentido porque la confianza le hace capaz de permitir que todo el descenderá sobre vosotros”.

"Escuche a su bienestar. Está continuamente le está dando consejos; se trata de una voz suave y apacible. No gritar a ti, eso es cierto. Y si usted es un poco de silencio se le comienza a sentir su camino. Ser la persona que eres. Nunca tratar de ser otra, y se convertirá en madura. La madurez es aceptar la responsabilidad de ser uno mismo, que sea el costo. Arriesgando todo para ser uno mismo, eso es lo que tiene que ver con la madurez”.
"Cuando el amor y el odio son ambos ausentes todo se vuelve claro y sin disfraz."

"La vida es un equilibrio entre el descanso y el movimiento."

 "Los tontos se ríen de los demás. La sabiduría se ríe de sí mismo”.

"Todo lo que necesita este mundo es una buena limpieza del corazón de todas las inhibiciones del pasado. Y la risa y las lágrimas pueden hacer ambas cosas. Las lágrimas se llevará a cabo toda la agonía que se esconde dentro de ti y la risa se llevará a todo lo que se impide que el éxtasis. Una vez que haya aprendido el arte va a ser inmensamente sorprendido”.

 "Ese es el secreto de la felicidad sencilla. Lo que usted está haciendo, no dejar que mover más allá de su mente; no deje que el futuro se perturbe. Porque el pasado ya no existe, y el futuro no es todavía. Vivir en los recuerdos, a vivir en la imaginación, es vivir en la no-existencial. Y cuando se está viviendo en la no-existencial, se echa en falta lo que es existencial. Naturalmente, usted será miserable, ya que se perderá toda su vida”.



Seguidores

.

Temas tratados