miércoles, 9 de diciembre de 2015

LA INTELIGENCIA Y LA LIBERACION


                                                VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA
(profesor de almas) 

Los poderes más altos de la mente son la comprensión, la inteligencia y la intuición. Igualmente tenemos tres cuerpos que son el físico, mental y emocional. El físico refleja el ser, el mental el saber y el emocional la creatividad gozosa. Por supuesto que todos estos son formas en la conciencia, que parecen estar separados, con cualidades propias. La inteligencia es el reflejo en la mente del poder del conocimiento. Es lo que hace que la mente conozca. Cuanto más brillante es la inteligencia, tanto más amplio, más profundo, y más verdadero es el conocimiento. Conocer cosas, personas, lugares y conocerse a sí mismo son todas funciones de la inteligencia: La última es la más importante y contiene a las otras dos. La no comprensión de uno mismo y del mundo conduce a falsas ideas y deseos, que a su vez conducen a la esclavitud de los dogmas y filosofías que no permiten ser libres y avanzar a la transformación del ser interno. La justa comprensión de uno mismo es necesaria para la liberación de la esclavitud de la ilusión de las apariencias. Se puede comprender todo esto en teoría, pero cuando se llega a la práctica se encuentra que fallamos en sus respuestas a las situaciones y a las gentes y que las reacciones inapropiadas lo único que harán es aumentar la esclavitud. La vida es demasiada rápida para una mente obtusa y lenta. Comprender, puede ser demasiado tarde cuando los antiguos errores ya se han repetido.

Por eso es necesario dar respuestas a la vida, no solo inteligente sino también rápida y efectiva. Pero esta respuesta no puede ser rápida a menos de que sea perfectamente espontánea. Nos preguntaremos entonces como puede ser espontánea? Lo que puedo poner para aclarar esta pregunta: el espejo no puede hacer nada para atraer al sol. Solo puede reflejar y mantenerse brillante. Así sucede con la mente siempre está dispuesta, el sol brilla en siempre. Para aclarar mejor, voy a poner otro ejemplo donde la mente funciona como las antiguas funciones en el cine donde se proyectaba una cinta, allí  la luz no estaba en la película, pero la película coloreaba la luz y hacía que parezca que se mueve al interceptarla.

Por lo que podemos afirmar que la perfección es un estado de la mente, siempre y cuando esa sea pura y que podemos situarnos más allá de la mente, teniendo el valor de que somos más allá del ser y del no ser y que mediante una meditación profunda del yo podemos descubrir nuestras ataduras y cómo podemos desatarlas, soltar las amarras que nos tienen esclavos y allí recién veremos el gozo de la libertad que hemos conseguido mediante nuestro propio poder, incitando al corazón a desear la verdad y ponerle a trabajar a la mente a que busque. Es el mismo poder que nos mantendrá vivos y esto se llama vida. Y esta vida es eterna, lo que vivimos son aconteceres temporales, cambiantes y siempre seremos el todo en armonía y cada respuesta que encontremos será una manifestación perfecta, sin esfuerzo e instantánea, porque el pensamiento, el sentimiento y la acción de uno será pura desde nuestra fuente de de amor de dónde venimos siguiendo el rastro de la disolución de los problemas solventes universales de la indagación y de la solución justa.


Seguidores

.

Temas tratados