sábado, 1 de diciembre de 2007

KRISNA Y SUS ENSEÑANZAS FUNDAMENTALES



VICTORMANUEL GUZMAN VILLENA

En Occidente los seguidores son popularmente conocidos como el Movimiento Haré Krishna o devotos de Krishna (o Los Krishnas), por la identificación que la generalidad de la gente tiene de los devotos con la canción más popular del movimiento, el canto del Maha-mantra Hare Krishna:
“Hare Krishna, 
Hare Krishna,
 Krishna Krishna, 
Hare Hare, 
Rama Rama, 
Hare Rama, Rama Rama, 
Hare Hare” (se pronuncia Jare), 
Canto que consiste de los santos nombres de Dios- Krishna y Rama.

El registro de esta doctrina se encuentra en la literatura Védica (Los Vedas), compilada en el idioma sánscrito hace aproximadamente cuatro mil años por Sri Vyasadeva. Hoy ha sido traducida a todos los idiomas y lenguas conocidas. Dentro de las obras de este acervo literario se nos explica que hay cuatro clases de evidencias en virtud de las cuales se puede conocer la verdad: revelación, percepción, historia (voz común), e inferencia. 

Srila Madhavacharya en su obra Prameya-ratnavali concluye que, debido a que la voz común o historia se incluye en la percepción, los medios para hacerse de conocimiento apropiado son tres (antedichos), de entre los cuales Sruti (sonido divino) o revelación, es el más elevado. Si analizamos la conclusión védica (el significado del conocimiento védico), desde sus aforismos más condesados hasta su expresión más extensa, nos daremos cuenta que comienza con omkara, la sílaba védica om. Esta es expresada más tarde como el gáyatri-mantra, después aparece en forma de los Vedas y luego como en Vedanta-sutra. Por último, la conclusión védica es dada por su máxima expresión en El Srimad-Bhagavatam. 

El conocimiento védico progresa de este modo: en un principio el Señor Krishna instruyó a Brahma, el primer ser creado, a través de gáyatri-mantra, y Brahma a su vez le transmitió este conocimiento al sabio Narada. Narada iluminó a Vyasa quien había compilado los cuatro Vedas, los Upanishads, el Vedanta-sutra, y de este modo finalmente Vyasa escribió el SrimaBhagavatam. El Bhagavatam se compone de 18.000 versos, shlokas. Contiene las partes mejores de los Vedas y el Vedanta. El Señor Chaitanya dice que El Bhagavatam está basado en los cuatro Shlokas que Vyasa recibió del sabio Narada. Nos dice más adelante que Brahma penetró a través de todo el universo material por años averiguando sobre la causa final del mundo, pero al no poder encontrarla fuera, miró dentro de la construcción de su propia naturaleza espiritual y allí oyó al Espíritu Universal. En todos sus doce skandas o divisiones. El Bhagavatam nos enseña que hay un solo Dios sin paralelo, que estaba completo en sí mismo y que es y permanecerá igual. Tiempo y espacio, que prescriben condiciones a los objetos creados, están muy por debajo de la naturaleza espiritual suprema de Dios, la cual es incondicionada y absoluta. Los objetos creados están sujetos a la influencia del tiempo y del espacio, que constituyen los ingredientes primordiales de ese principio en la creación que conocemos por el nombre de maya. 

Maya es una cosa no fácilmente entendida por nosotros que estamos sujetos a ella, pero Dios explica, tanto como podemos entender en nuestra condición presente, este principio a través de nuestra percepción espiritual. El Bhagavatam enseña que todo lo que nosotros saludablemente percibimos es verdad, pero su apariencia material es pasajera e ilusoria. El escándalo de la teoría ideal consiste en su tendencia a falsificar la naturaleza; sin embargo la teoría como la explica el Bhagavatam, hace que la naturaleza sea “real” aunque no una eterna verdad como lo son Dios y sus idea.

 El Bhagava Gita

Las Escrituras Vedantas. El Srimad Bhagavad-gita Upanisad es la sagrada conversación entre el Señor Krishna y el príncipe Arjuna, que se encuentra en la sección Bhisma Parva del Sri Mahabarata, la Escritura de la Ley Divina que fue compilada en cien mil estrofas por Srila Vyasadeva. En la doctrina gaudiya-vaisnava el Bhagavad-Gita es el libro básico para los aspirantes. Luego, en un nivel superior tenemos el Srimad-bhagavatam, y por último, el estudio de postgrado se encuentra en el Chaiyanya-charitamrita de Srila Krishna das Kaviraja Goswami. El concepto Krishna de Dios es magníficamente expresado en el Gita. En el Bhagavatam, sin embargo, el ideal teísta presentado en el Gita se desarrrolla a plenitud y es explicado con todos sus elementos y partes. Y en el Chaiyanya-charitamrita, el concepto Krishna de Dios alcanza su expresión máxima a través de los preceptos del señor Vhaitanya. De manera inconcebible los niveles bueno, mejor y superior, existen en la realidad espiritual. En general el Bhagavad-Gita es conocido como un estudio excelente de la ciencia de la religión. Desde los ateos hasta el santo más elevado -los conceptos esenciales de toda clase de filósofos son tratados con una clara y vigorosa lógica-. El trabajador furtivo, el erudito, el practicante de yoga, el devoto del Señor encontrarán en este libro santo una iluminadora y comprensiva exposición de la sustancia de sus respectivas filosofías, teniendo todo el libro de este modo en alta estima. La esencia de las enseñazas de los Vedas y Upanisads de los Arios es directamente explicada, y con un poco más de escudriño, la esencia de varias doctrinas no Arias podrán también detectarse en el texto. Dentro del significado del Bhagavad-Gita se encuentra que la purificación de la conciencia a través de la sabiduría surge de la ejecución materialmente inmotivada de los deberes señalados por las escrituras, resultando esto en autoconocimiento o realización divina. En su plena madurez, esta pura e inmaculada percepción culmina en la búsqueda de un estado de entendimiento puro en la morada Suprema. El Bhagavatad-Gita ha distinguido y delineado claramente las características de los senderos no devotos basados en la acción (karma) y el conocimiento (Jñana) y sus correspondientes objetivos de complacencia de los sentidos (Kama) y liberación (Moksha). Por tanto, el inteligente puede notar que mediante la declaración: yo yac charaddhah sa eva sah, "Uno es identificado por su fe particular", el Sri Gita (cap. 17 texto 3) ha trazado una comparación objetiva de diferentes senderos y sus metas, desarmando y exponiendo de esta manera a aquellos quienes crean confusión por respaldar la especulación de que los muchos senderos y metas son todos unos.

Krishna: el Todopoderoso 

En la teología védica, el principio creativo de la Divinidad está personificado por Brahma, y el principio destructivo es Shiva. Indra es la cabeza de algunos de los elementos inferiores de la administración. Ellos no son el propio Señor, sino representaciones de diferentes atributos del Todopoderoso. Ellos han obtenido sus poderes de la fuente original y por eso se les considera seres subordinados en el servicio de Dios. Aparte, existen también tres distintas ideas filosóficas de la Divinidad, a saber: (1) la idea del bhahman omnipresente de la escuela panteísta, (2) la idea del alma universal -paramatma- de la escuela yoga, y (3) la idea de un Dios personal -bhagavan-, con toda su majestuosidad, poder, gloria, belleza sabiduría y supremacía conjuntas en su personalidad. Las ideas humanas pueden ser materiales o espirituales. La idea material o mental es defectuosa, ya que tiene su relación con el principio creado de la materia. La idea espiritual constituye ciertamente la más cercana aproximación al Ser Supremo. La idea espiritual de Dios (Bhagavan) es de dos clases: en una, la persona de Dios rebasa toda su majestuosidad. La primera idea es representada en el gran Narayana de Vaikuntha, a quien se le considera el Señor de todos los Señores y el Dios de todos los Dioses. 

La segunda idea es representada en Krishna acompañado de su consorte eterna, Radharani, Su energía dadora de placer (hladini). 

Krishna atrae, ama, y les brinda bienaventuranza a todas las almas. Las cualidades de Krishna son puramente espirituales, no tienen relación con la sustancia material. Los sentidos materiales del hombre no pueden aproximarse a él. Es el espíritu en el hombre quien puede verlo directamente y comunicarse con él. Por su propia degradación, el alma encadenada en la materia ha perdido su derecho de ver a Krishna y sus actividades divinas (lila) en el mundo espiritual. Pero Krishna puede, por Su propio supremo y prerrogativa, aparecer con Su morada eterna (Vrindavan) y sus actividades ante los ojos de todos los hombres. Krishna es la voluntad suprema y ejercita Su poder supremo conforme a él le place. Su poder no está sujeto a ninguna ley, ya que toda ley ha procedido de su poder y por su voluntad. El poder puede ser conocido mediante su ejercicio o aplicación. En este mundo sólo tenemos experiencia de tres de los atributos del poder de Dios. Vemos la creación material y comprendemos que su poder tiene el atributo de crear la materia. este atributo se conoce en la literatura védica como Maya-shakti. Vemos un hombre y comprendemos que el poder supremo tiene el atributo de producir almas limitadas e imperfectas. 

Las Escrituras llaman este atributo jiva-shakti. Concebimos a alguien que es espiritual y supremo en Su morada de espíritus eternos y entendemos que Su poder tiene el atributo de exhibir existencias espirituales perfectas. Los Vedas llaman ese atributo chitshakti. Todos en conjunto forman Su poder supremo denominado para-shakti. 

Seguidores

.

Temas tratados