miércoles, 28 de noviembre de 2007

-EL PODER DE LA MENTE


VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA

a
 El ser humano es la conjunción perfecta de materia, mente y espíritu y aún hay quienes afirman un cuarto y quinto elemento en su conformación integral. Es mente y por lo tanto es lo que piensa y llega a ser lo que piensa de si mismo. Analizando la mente diremos que ésta es una sola con funciones separadas y así establecemos que el humano tiene dos fases distintas de consciencia: la primera la consciente y la segunda la subconsciente. La mente consciente y despierta es la que la conocemos como mente objetiva. Es el resultado de los estímulos externos sobre las células organizadas del cerebro, es la sustancia cordial o parte externa del cerebro, dirigida por impresiones sensoriales. Cuando dormimos ella duerme. La mente consciente es el analizador, el comparador, el razonador y que actúa como centinela o cuidador a la puerta de la mente subconsciente.

Podríamos decir que la mente consciente es el timonel del barco, el capitán en el puente el general en el campo de batalla. Esta mente es la que razona sobre causa y efecto. Esta mente consciente está acostumbrada a razonar pero no a nivel personal sino a nivel grupal y con una carga de tradición social que le impide ver la realidad ajena a ella. Nuestra mente consciente actúa de acuerdo al entorno al grupo familiar, social, étnico, económico al que pertenecemos, y aprendemos a responder de una manera determinada. La mente consciente es el escenario en donde nos desenvolvemos. Ahí está incluidos los dogmas, doctrinas, teorías, conocimientos, estudios, experiencias. El subconsciente en cambio está hecho para subsistir en perfección, y no hay que desesperarse por vivir bien sino hay que querer vivir bien y el limitante está en la mente consciente, y lo primero que hay vencer es a la mente consciente, es decir la lucha personal. 

Pero esta lucha no tenemos que hacerla afuera, primero tenemos que comenzar en lo interno de nuestro yo. Desgraciadamente todos los elementos contra los que tenemos que luchar existen a nuestro alrededor, lo que hace más difícil, porque cuando ganamos un batalla a nivel persona, allí tenemos a muchas personas con ideas y conceptos que tratan de derribarlo, de manera que nosotros tenemos que aplicar una fortaleza muy grande para no dejarnos vencer. Nosotros tenemos que darle una ayuda más tangible, ya que a la mente no se lo puede medir a pesar que nosotros obtenemos su producto todo el tiempo, de manera que tenemos que ser muy rectos en el sentido de manejar la mente subconsciente y solo a través de ella vamos ir depurando aquellas cosas que nos limitan y vamos a poder abrir nuestro camino, por lo que tenemos que ser conscientes del poder de nuestra mente subconsciente. 

Como potenciar la mente subconsciente? 

Tenemos que analizar lo que queremos eliminar de nuestra vida. Habrá una cantidad de cosas que no deseamos que convivan con nosotros, pero al mismo tiempo va a ver muchas cosas positivas que queremos conservarlas, y para poder instalar algo nuevo tenemos que eliminar lo viejo. En primera instancia deberíamos preguntarnos cuales son los hábitos negativos en nuestras vidas que no nos permite crecer, uno de ellos es no ver las cosas correctamente, es decir cuando nosotros hacemos un análisis de nuestro entorno y de nuestra individualidad, pensamos, hacemos y sugerimos que es correcto. Pero lo correcto es aquello que no daña a las demás personas y por allí es que tenemos que comenzar a entender. Igualmente nos toca hacer un análisis de lo que queremos hacer de nuestras vidas. La mayoría de personas vivimos limitados, en un medio donde tratamos de surgir un poco pero casi siempre en el nivel económico, pero no podemos salir, tenemos puesta nuestra limitación y ahí en este punto nos toca preguntarnos ¿Qué es lo que realmente queremos hacer? Si tengo la posibilidad de analizar mi vida, quisiera creer que tengo un camino para no quedarme donde estoy y tengo que alimentar ese imán de pensar positivamente. Las personas que quieren comenzar a manejar su mente subconsciente tienen que pensar en forma positiva. Ejemplo en la salud, pensar que soy sano. En la edad, pensar que soy joven, vital y útil y que no cuenta los años y sobretodo que yo me amo mucho; el amarse a si mismo es preocuparse por las cosas que nos convienen, por las cosas que queremos hacer. El siguiente paso es manejar los elementos internos, es ir aprendiendo hacer mi propio médico, mi propio psicólogo mi propio abogado. Se trata de un proceso lento, que poco a poco cada ser humano va adquiriendo una responsabilidad de sí mismo que le permite proyectarse y ayudar a crecer al que está a lado. Si todos los días al levantarnos hacemos la promesa de cumplir todas las metas propuestas, estamos pensando a nivel de consciencia, pero nuestra subconsciente nos va a elevar nuestros dones, nuestras capacidades internas que los tenemos adormecidos, y vamos a comenzar a despertar, pero no se trata de un milagro sino de un producto o de un resultado de nuestro trabajo en el crecimiento espiritual. Pero este resultado que obtenemos es sujeto de reacciones inmediatas, es decir cuando uno da un paso positivo por pequeño que este sea, el grupo se vuelve contra nosotros, primero porque se trata de un instinto de seres humanos negativos, ya que cuando uno quiere crecer otros pretenden aplastarlo y ahí prevalece el más fuerte y segundo como los demás no han probado la dosis de crecimiento espiritual que nosotros estamos poniendo en práctica tienen miedo, y el miedo bloquea sus acciones. Si sentimos que existe ese bloqueo externo no importa, hay que seguir, ya que en el momento que yo declaro que he decidido crecer, que he decidido evolucionar por mí y para mí y proyectarnos a un crecimiento futuro, quiero decir que estoy lleno de fortaleza, que es el elemento necesario para ir dejando de lado a lo mejor a los demás y a las demás cosas que me pesaban. Pero este proceso debe ser sutil para ir ganado terreno y la persona que está manejando su vida poco a poco llegará a triunfar.

Seguidores

.

Temas tratados