jueves, 30 de julio de 2015

LAS LEYES DEL UNIVERSO Y SU APLICACION

VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA


En el universo y por ende en la naturaleza del planeta en que habitamos existe un orden perfecto para todo. Los planetas giran en sus órbitas correctamente, el universo en su caos que es la certeza y capacidad de evolucionar mediante sus fenómenos se expande rítmicamente creando nuevos universos dimensionales. En la Tierra, las estaciones se suceden con un ritmo exacto, las mareas siguen un flujo perfectamente regular. Cada especie está perfectamente adaptada a su nicho ecológico. Todo este orden natural está regido por  la energía creadora que logra una inteligencia que dirige a que todo suceda en su momento exacto y que nada sea producto del azar. Este núcleo de sabiduría también yace dentro de cada uno de nosotros que nos guía y nos influye en nuestra capacidad de pensar y obrar, para que cada acción, por pequeña que sea, de lugar a una reacción correspondiente.

El secreto es permitirle a esta inteligencia infinita fluir a través de nosotros  sin resistirnos para que sucedan los cambios en nuestras vidas, sin tener miedo a lo desconocido, porque allí frenamos  las oportunidades que se nos presentan para mejorar y transformar nuestro mundo y poner fin a seguir haciendo las mismas cosas de siempre, frecuentando a gente que solo nos aporta negatividad, postergando algo que siempre hemos deseado, es decir viviremos en la inercia de no haber hecho nada en la vida, sino seguir siendo parte de la rutina del mundo que absorbe y consume y reproducir el mismo modelo impuesto desde siglos por quienes han detectado el poder económico, político y social.

Para abandonar este estado de postración mental y de manipulación, es importante aprender a desprenderse, dejando de luchar por manipular  gente y cosas para tratar de conseguir sus fines, muchas veces desleales y llenos de codicia Dejemos de acumular y experimentemos únicamente el ser feliz durante un tiempo con lo que poseemos para cubrir nuestras necesidades, allí nos daremos cuenta lo importante que es llevar una vida llena de gozo y alegría para ser sanos de cuerpo y alma y no necesitar de milagros ni de fenómenos paranormales.

Al hacer esta transformación interna del yo, pronto descubrirá que en realidad está usted perfecto, sintiéndose maravillosamente bien, siendo únicamente usted,  y dejando ser lo que otros quieren que sea. Esta es la experiencia básica de desprenderse de las ataduras y vivir una experiencia liberadora y básica para emprender el camino del conocimiento de uno mismo.

Una vez que haya comenzado a experimentar esto más a menudo, estará abriendo el canal
hacia su yo más alto con una gran cantidad de energía creativa natural que comenzará a fluir dentro de usted. Se dará cuenta que la vida es básicamente buena, abundante y divertida y de que obtener lo que desea, sin luchar y esforzarse es parte de su derecho natural como ser vivo que es. Visualice su creatividad, imagínese como una persona más abierta y relajada, flotando, conectada con su esencia interior como parte regular de su vida diaria.

Si nos hallamos inundados cotidianamente de stress, de preocupaciones,  decepcionados o frustrados, fomentemos el hábito de crear nuevas situaciones positivas como un proceso natural y poderoso y consciente de contrarrestar horas, días e incluso años de patrones negativos. Para ello hay que construir nuestras vidas en forma simple pero valiosa y trascendental donde rija el amor como fuente inspiradora de esa paz total  que quiere vivir  con nosotros mismos, y allí, desde ese momento sentiremos nuestra vitalidad creadora, imaginativa de hacer lo que nos gusta con pasión y alegría.

Al lograr dominar esta habilidad eludiremos lo que a menudo la gente trata de vivir su vida al revés porque tratan de tener más cosas o más dinero para poder hacer todo lo que quieran para poder ser felices. En realidad ese afán acumula sufrimiento y desesperanza, ya que siempre se sienten insatisfechos y por ende les invade el abatimiento por la vida de una competencia sin fin. Se debe ser quien es en realidad, luego hacer lo que se debe, para poder tener lo que desea, teniendo como fuente el suministro de amor, conocimientos y energía y así lograremos ser uno con todo y ser su verdadera esencia de todas las cosas que nos propongamos hacer y podremos siempre tomar decisiones con sabiduría.

No nos esforcemos más allá de nuestras capacidades para tratar de lograr llegar a donde queramos ir, simplemente debe exponer claramente en nuestra mente  dónde dirigirnos y entonces paciente y armoniosamente seguir la corriente del río de la vida hasta que lo lleve a su destino. El río de la vida a veces tiene desviaciones antes de llegar a su meta. Incluso podría temporalmente ir en una dirección completamente distinta, pero a la larga será una manera más fácil y armoniosa de llegar que ir luchando y peleando en el camino con todos y con todo. Ir con la corriente significa aferrarse a su metas ligeramente y estar dispuesto a cambiarlas si algo más apropiado y satisfactorio apareciera en el horizonte. Y si hay un cúmulo de emociones profundas involucradas respecto al logro de su meta (es decir, si le entristeciera no lograrla) podría estar tratando de sabotearse a usted mismo. En su miedo por no superar si podía ser o no ser, la falta de confianza y seguridad en aceptar los resultados que más temprano que tarde se cumplirán porque así se decretó en su mente.

Muchos de nosotros tenemos dificultad para aceptar la posibilidad de tener lo que queremos en la vida. Esto se deriva de algunos sentimientos intrínsecos de devaluación personal que adquirimos a una edad temprana. Esta creencia está mezclada con otros sentimientos a veces contradictorios sobre el hecho de que sí se es perfectamente bueno y merecedor. Pero si se da cuenta que tiene dificultad para imaginarse en las circunstancias más maravillosas posibles, o que tiene pensamiento como “Yo nunca podría lograr eso” o “Eso nunca podría sucederme a mí”, podría resultar convenientemente echar una mirada a su imagen de usted mismo. Su auto imagen es la forma como usted se ve a sí mismo, cómo se siente acerca de usted.

Únicamente comience a notar qué tipos de ideas o imágenes tiene en la mente acerca de
usted en distintas ocasiones, ¿Cuál es mi propia imagen en este momento? Si se da cuenta de que se siente feo, raro, gordo, flaco, demasiado alto, demasiado bajo o lo que sea, podría ser una indicación de que no se ama usted lo suficiente para darse lo que merece: lo mejor.

Empiece a aprovechar cada oportunidad para decirse cosas positivas, de apreciación y que le demuestren cariño. Note cuando esté criticándose o siendo duro consigo mismo mentalmente y conscientemente empiece a ser más dulce y demostrarse más aprecio. Encontrará que esto ayuda inmediatamente a querer también a los demás.

Piense en cualidades específicas de las que sí está consciente. De la misma forma que puede querer  a un buen amigo a pesar de estar consciente de sus defectos, usted puede amarse a sí mismo tal y como es, aun sabiendo que hay áreas en las que necesita crecer y desarrollarse. Es muy satisfactorio hacer esto y realmente puede lograr maravillas en su vida.

  
  

Seguidores

.

Temas tratados