sábado, 31 de octubre de 2009

SABIDURIA BUDISTA


VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA

En este nuevo milenio la personalidad y filosofía de Buda “El despierto”, sigue alentando el anhelo de libertad del ser humano. Hoy más que nunca su doctrina centrada en el cultivo del conocimiento y de la compasión está experimentando una expansión sin precedentes que sirve al mismo tiempo para establecer un puente de conexión entre los dos mundos (Oriente y Occidente) y un renacimiento espiritual que se eleva desde la crisis moral, ética y de valores que condujo el consumismo desmedido. El presente texto ha sido extraído del Aforismo de Buda.

Espero sirva como un instrumento de iluminación sobre la naturaleza y la realidad del yo y del mundo. Iluminación que no llega a través de la intervención externa, o de fuerzas místicas o sobrenaturales, sino a través de un examen crítico de nuestra vida, alejado de la fe ciega y de la devoción aislada que no conducen a la libertad ni a la iluminación.

Con la iluminación lo que pretendemos es volvernos más humanos con una toma de conciencia clara de la naturaleza de la realidad, de cómo son las cosas y como ellas operan. La iluminación es el fin de la ignorancia.

* El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.
* Los extremos son como trampas o emboscadas; permanece en el medio, pero ni siquiera al medio te aferres.
* Incluso del apego al nirvana hay que liberarse.
* Hay quienes no tienen los ojos demasiado empañados. Estos sí que podrán comprender la verdad.
* Cuando no tengas nada importante que decir, guarda el noble silencio. Si no puedes mejorarlo dicho por otros, guarda el noble silencio.
 * Que cada uno de vosotros sea su propio refugio, ¿qué otro refugio podría haber?
*El que no sabe a qué cosas atender y de cuáles hacer caso omiso, atienden a lo que no tienen importancia y hace caso omiso de lo esencial.
* Todos los estados perjudiciales tienen sus raíces en la ignorancia y convergen en la ignorancia. Al abolir la ignorancia, todos los demás estados perjudiciales serán también abolidos.
* El que se despoja del velo de la ofuscación, no se ofusca donde reina la confusión; dispersa seguro toda ofuscación, igual que el disipa la noche.
* Mente clara, corazón tierno.
* Todas las cosas compuestas están sujetas al cambio. Podría con vigilancia para conseguir vuestra liberación.
 * El pasado es un sueño; el futuro, un espejismo; el presente, una nube que pasa.
* Vigila. Está atento. Se disciplinado. Reúne vuestros pensamientos. Cuida tu mente.
* A un loco se le conoce por sus actos, y a un sabio también.
* Hay un apego sumamente peligroso: el apego a las opiniones.
* En cualquier batalla pierden tanto los vencedores como los vencidos.
* Atento entre los distraídos, plenamente despierto entre los dormidos, el sabio avanza como un caballo de carreras y se adelanta a los jamelgos decrépitos.
* Igual que una flor bella y de brillante color, pero sin perfume, así de estériles son las buenas palabras de quien no las pone en práctica.
* Toda enseñanza es como una balsa: hecha para hacer una travesía, pero a la que no hay que atarse.
* La verdad es aquello que produce resultado.
* Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbable ante la calumnia y el halago.
 * Pocos entre los seres humanos son los que cruzan a la otra orilla (la de la sabiduría). La mayoría solamente suben y bajan por la misma orilla.
 * Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo.
* Si uno percibe el mundo como una burbuja de espuma y como un espejismo, a ése no le ve el dios de la muerte.
 *El único refugio de la mente es la atención.

8 comentarios:

  1. "cada quien hará su andar...cada quien su resilencia"

    besitos de luz POETA
    bellisimo post nos regalas:=)

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita entrega, cada palabra nos invita a abrir nuestro corazon para realizar una busqueda sincera de la verdad espiritual que esta dentro de nosotros, para liberarnos del sufrimiento y el dolor, para lograr la paz y la felicidad en nuestras vidas

    elizabeth

    "Todo lo que somos es el resultado de aquello que hemos pensado”.
    Buda

    ResponderEliminar
  3. Víctor existe guerras que no es necessario cuantidad y si cualidad para que la victoria llege a su tiempo.
    La guerra interior es la peor de todas por hay conflito consigo mismo y esto solo el individuo puede vencela.
    otra guerra es la espirutual esta será constante y no hay vencidos nunca porque la opinión de cada uno sobre eso y es desde lo comezo de lo mundo.
    Mi opinion es que la tierra es una solo y cada persona tambén.Más las personas no piensan así logo quiere se corromper con el mundo entero.
    Cuado que la PAZ es la mejor manera de vivir estas guerras en lo universo
    ....* La verdad es aquello que produce resultado.

    ****** Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbable ante la calumnia y el halago.****** Que esto querido Víctor yo puedo encerar todas las mis palabras de esto texto..
    Mi beso desde Brasil..Rachell

    ResponderEliminar
  4. El budismo es la filosofía del despertar, debemos desarrollar nuestra capacidad intelectual hasta que podamos comprender nuestro universo claramente. También nos estimula a entregar amor y bondad a todos los seres, sin distinción, es la filosofía suprema.
    El budismo tiene 2.500 años de existencia y unos 300 millones de seguidores en el mundo, hasta hace un siglo era practicado exclusivamente en el Asia, pero hoy despierta interés y adeptos en el mundo entero.

    ResponderEliminar
  5. Con estas palabras dejas un buen ejercicio para pensar. La verdad es que hay que seguir siempre trabajando para encontrar nuestro camino.

    ResponderEliminar
  6. buenisima la Sabiduria Budista, felicitaciones ,me encanto el nuevo blog ,esta buenisimo envie foto de tierra , del fuego. que sea de su agrado, con mucho cariño
    dulcinea
    14/11/09 hs 22.33

    ResponderEliminar
  7. El budismo tiene muchas ramas, y la predominante en lo que ahora se llama Mianmar es la de los Ancianos, la Theravada, la más antigua, la más contemplativa y, por ello, la menos proclive, en teoría, a preocuparse por los asuntos mundanos, por el precio del pan y por las tropelías de los dictadores.
    El mundo se he globalizado, quién lo duda, y eso significa que en todas partes, sin que la esquiva, hermética, bellísima Birmania sea excepción, se fríen las mismas habas. Lo que allí, ahora, sucede con ese vivo color de azafrán que tiñe, inflama y capitanea la asonada de Rangún es algo extraordinariamente parecido a lo que aquí, entre nosotros, se llama teología de la liberación.
    ¿Liberación? ¿Qué clase de liberación? ¿La que en Occidente entendemos por tal o la que en Oriente, definida y propuesta por Buda, entre otros, se llama mokhsa y as de índole estrictamente espiritual e individual?

    ResponderEliminar
  8. Gracias por los aforismos, mi anterior pregunta fue respondida y ahora solo me queda practicar en la investigacion de mi misma

    ResponderEliminar

Seguidores

.

Temas tratados