viernes, 18 de diciembre de 2009

ESCLAVOS DEL DESEO


VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA

Una de las causas para muestras dificultades en la vida es el deseo. El deseo es una incansable sed que nunca termina. Debido a que todos nosotros deseamos ardientemente, de que estamos hambrientos y sedientos de diversas experiencias y cosas diferentes, continuamos sufriendo. No se trata de que tengamos que despojarnos de las cosas que deseamos. Los objetos no son el problema. Es nuestro apego, nuestra identificación con lo que anhelamos, lo que causa el sufrimiento. 

Por tanto no son los objetos externos los que nos enredan. Es el aferrarnos internamente los que nos dificulta. Las personas malinterpretan que se despojan del anhelo, nunca volverán a ser capaces de amar ni de vivir con pasión. Lo que es cierto es justamente lo opuesto. Seguiremos manteniendo nuestros deseos saludables, pero ya no están contaminados y mal dirigidos por una sed insaciable. Por tanto hay que aprender a cultivar la bondad amorosa, la empatía y la integración. 

No debemos poseernos el uno al otro y tampoco debemos volvernos tan identificados o apegados a las cosas (ya sean personales, pensamientos, sentimientos, profesiones, metas u objetos materiales) que nos hagan perder la visión de la realidad, del relativismo de la naturaleza cambiante de todo lo que es. 

La sed insaciable del apego al deseo causan problemas vitales en nuestras vidas y hay que poner en mayúsculas lo que causa el deseo y el apego. Hemos escuchado varias veces algún amigo cercano o pariente decir “Deseaba tanto a esta persona que estaba a punto de perder la cabeza”, o “Haría cualquier cosa por conseguir (completa la frase) 

La cuestión es que el deseo se apodera del control de su mente y de su vida. Se hace el dueño. En su forma más intensa, es semejante a estar poseído por un hechizo. ¿Cuántas horas al día dedicamos a la actividad incansable de tratar de obtener lo que cree que desea conseguir? ¿En qué momento esas interminables horas llegan a convertirse en obsesión? ¿Qué parte de su mente y de su tiempo invierte en fantasear acerca de las cosas que desea? Resulta demasiado fácil utilizar la mayoría de las horas de nuestras vidas para permanecer bajo la obsesión del romance, la carrera, el dinero, los amores turbulentos, los pasatiempos, el sexo o el placer. Al igual que una nube oscura, el deseo oscurece su naturaleza espiritual radiante y libre. 

¿Es esta cultura la que puede resistirse a una sed insaciable de placeres sensuales, de riquezas o de poder? Existen tanta publicidad, tanta propaganda, tantos centros comerciales que capturan nuestra atención. ¿No se siente con frecuencia azotado por las brisas de “las atracciones” que claman por su atención? Diariamente nos llegan catálogos, la televisión, la radio, los medios impresos y el mismo Internet nos bombardean mentalmente con miles de mensajes, objetos, que al comienzo no deseamos, pero como son alentados a llevar vida de fantasía, en las cuales invertimos permanentemente un futuro incierto adquirimos, cueste lo que cueste, sin escatimar esfuerzos o sufrimiento por las deudas adquiridas, lo importante es estar tener en posesión de ese vida, le sea útil o no. 

Existe un antídoto de una sola palabra para la sed o el deseo: Sabiduría. La sabiduría de la libertad del deseo. Tenemos la capacidad de descubrir o redescubrir nuestra sabiduría innata, nuestra conciencia, nuestro gozo interior, a través de las prácticas espirituales, incluyendo la meditación, el auto cuestionamiento, la oración, el cultivo de nuestro corazón amoroso, tierno, naturalmente sensible. La sabiduría es el medio para trascender el deseo y transformar una existencia monótona y rutinaria en un precioso e inspirador paseo por un jardín. Esa es la verdadera libertad. Buda hablando a sus discípulos les dijo: “Todo el que, en este mundo, supere su deseo tan difícil de trascender, hallará que el sufrimiento se va extinguiendo como las gotas de agua que caen desde una flor”.

10 comentarios:

  1. Como siempre un tremendo placer leer tus cartas, con el titulo esclavos del deseo nos invitas a ahondar en un tema perfecto para esta época del año, en que se confunde la espiritualidad de la celebración con el consumismo.

    Con tu entrega nos haces recapacitar en lo importante y verdadero de la Navidad, siendo este el tiempo en que con mayor fuerza se deben reavivar los valores del ser humano, para ser mas solidarios y celebrar la Navidad del corazón.

    Felicitaciones por el hermoso mensaje, te envió mi saludo de paz y amor.

    Elizabeth

    ResponderEliminar
  2. SR,ALQUIMISTA ,EN ESTE MOMENTO NO TENGO PALABRAS PARA CONTESTAR, SOLO DECIRLE QUE SUS PALABRAS YEGAN , AL ALMA ,CON MUCHO CARIÑO
    AMANDA
    19/12/09 HS15:20 P.M

    ResponderEliminar
  3. No creo que seamos esclavos del deseo.
    Desear algo enciende en nosotros un motor que nos impulsa a avanzar y a movernos para poder lograr lo que se desea.
    Diferente es el apego; el apego a algo, lo que fuera, persona u objeto material, me lleva a pensar en mantenerse estàtico, temeroso o ansioso, sentimientos que se manifiestan por miedo a perder lo que tanto se deseò.
    Estoy de acuerdo que la meditaciòn ayuda mucho a solucionar este tipo de problemas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. víctor

    los medios , la sociedad entera en su conjunto, nos hace ser esclavos
    no solo de los deseos propios , sino de los deseos ajenos

    es una espiral infinita, y es la naturaleza humana la que no mide ni distingue .

    Un defecto patente y potente que sobre todo en occidente es un atributo de Éxito y Felicidad por lo tanto un sinónimo de Poder.

    besitos de luz
    felicitaciones por tu entrada, todo un aporte reflexivo a nuestras conductas comúnes y casi reflejas:=)

    ResponderEliminar
  5. Sr.Guzmán, estoy muy de acuerdo con ud. El deseo (en todo sentido) hace que muchas veces el hombre pierda el rumbo del verdadero sentido de su vida. Se cometen errores en su nombre y se producen dobles estandar en sus acciones; ¿por qué?, por el simple hecho de desear una cosa o a una persona con tal obsesión que no se duda en caer en actos que van contra toda racionalidad. Esto sucede a todo nivel, cuando por ejemplo se hace lo imposible por adquirir un bien material (objeto de un gran deseo personal) o cuando se quiere "desear tener una persona" en desmedro de que por el placer de envanecimiento del ego se recurre a cualquier método y acción para lograr el objetivo, actos mucha veces (o siempre) censurables, reprobables y bajos.
    Creo que la sabiduría es tan personal, a veces, que la mal usamos en nuestros propios beneficios sin ver que en ello lastimamos a aquéllos que hacen o sienten no por "deseo", si no por que verdaderamente "quieren". Ya que entre el "desear" y "querer" existe una gran diferencia; desear es alimentar el YO y querer (de amar) es entregar el YO al otro, sin dobleces.

    Mis saludos

    ResponderEliminar
  6. Querido amigo ... me ha llegado profundamente el contenido de su carta. Profunda reflexión a hacer sobre el "amor" y el "apego", la realidad y la obsesión.
    Gracias y mis felicitaciones para su escrito. Un abrazo y le deseo una Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  7. Amado escritor y poeta !
    A realidad de los factos es que nadie quiere perder nada para nadie, porque los sentimientos san absolutamente egoistas y egocentricos.
    Veamos : No se puede tener nada en la vida porque simplesmente el hombre es pó de la tierra.En se tratando de algo material nada se possue y nada se ten por un unico motivo; todo queda aqui mismo nada se puede llebar consigo en la maleta de la vida.
    Sobre los sentimientos por otra persona es mucho relativo porque uno sueña y otro sólo ama y este amor muchas veces se disolve por no ser verdaderamente uno sentimiento y si solo una pasión apegada a otra por tantos motivos que aqui no seria yo capaz de escribir para no entrar en contrito con los otros sentimientos contrarios y sin responsabilidades con los sentimientos de los otros que quiere construir con el otro.
    En la tierra no hay uno individuo plenamente bueno apesar de alguns luctare para ser mejor en actos y deseos.
    Ser apegado a las cosas o las personas acarreta dolores y locuras.Bueno es termos las cosas y luctar por ellas sin tener que TER absolutamente uno apego.
    Soñar no hay error pues soñar has parte de la naturaleza de las cosas y factos de la vida de cada persona luego soñar con el possible y el impossible es uno deber gratuito y correcto...nunca pare de soñar sus propios sueños.
    Luchar con el objectivo de TER de possuir aquilo que quieres es un grande privilegio para aqueles que sabem el que quiere de verdad algo precioso para su vida y sus directos de tener.Ahora se aquel objetivo ya te has uno mal es mejor que su miente sea grande para que aquilo ya no exista para ti porque muchas veces aquelle algo que anelas tanto por ter no es bueno para ti y ya tu lucha llega al fin y la partida es lo mejor camino para el sucesso interior.
    A liberdad puede ser una grande sabiduria más con alguns limites pues el ser humano puede ser libre de pensamientos más no libre de ser uno loco por querer el que no se es lícito donde va de encuentro a su propia limitación y naturaleza !

    Bueno Víctor Manuel cada un es cada un y hasta los locos encuentra las suyas limitaciones y nunca se apega a nadie por que nada tiene por precioso.
    Mio grande beso y una feliz navidad para ti y todos los tuyo amigos y familiares.

    ResponderEliminar
  8. El deseo que nace de la mente ....quizás cuestionable, quizás adherido a resabios inconscientes, quizás una forma de llenar lo nunca lleno....pero está ese otro deseo, el del alma...ese es genuino, conecta con paz y alegria...
    La gran misión humana elucidar el origen de la pulsión....un abrazo querido amigo y felicidades en estas maravillosas fiestas en la cuales estamos vivos y poniendo en palabras el sentir, un don que debemos agradecer.......

    ResponderEliminar
  9. Es un texto que convence y que me ha hecho reflexionar.
    Felices fiestas y todo lo mejor para el nuevo año.

    ResponderEliminar
  10. Víctor Manuel te deseo un año nuevo de muchas realizaciones que el esencia de cada dia sea para ti como viajen en las estrellas de tu vida para que vivas y sea mui feliz y prospero.
    Mio beso de luz y contentamento por tu existir.

    ResponderEliminar

Seguidores

.

Temas tratados