miércoles, 12 de diciembre de 2007

LA ORDEN ROSACRUZ


VICTOR MANUEL GUZMAN VILLENA

El concepto Rosacruz tiene una larga historia en Occidente. Puede ser considerado como una de las líneas del esoterismo práctico de notable significación en la tradición occidental. Surgida en el siglo XVI, si bien muchos de sus seguidores aseguran que sus orígenes se remontan a la más remota antigüedad, la Sociedad Rosacruz basa su fundación en los escritos de un personaje, Christian Rosenkreutz, cuya existencia parece encuadrarse en el siglo XIV, aunque su figura se diluye en las brumas de la leyenda. El Rosacruz utilizó en su filosofía no sólo el supuesto pensamiento de su fundador, sino también los contenidos de aquellas ciencias o artes más sustanciales de la corriente ocultista de occidente como la alquimia, Cábala, tradición hermética o simbología arcana. Amparados en estas líneas maestras, distintos personajes del siglo XX crearon diferentes escuelas o movimientos esotéricos que, aún teniendo una raíz común, discrepan profundamente en sus planteamientos doctrinales y prácticos. Las tres principales escuelas son: Lectorium Rosicrucianum; la Fraternidad Rosacruz y AMORC. 

LECTORIUM ROSICRUCIANUM 

El Lectorium Rosicrucianum o Escuela Internacional de la Rosacruz de Oro tiene su Sede Central en Haarlem - Holanda, siendo este también su lugar de origen. En 1924 entraron los hermanos Z.W. Leene (1892 - 1938) y J. Leene (1896 - 1968) en la Sociedad Rosacruz, división holandesa (que se había formado unos años antes) de la Rosicrucian Fellowship fundada en 1909 por Max Heindel en Oceanside, California, EE.UU. Pronto ocuparon en la Sociedad Rosacruz un lugar prominente y en 1929 fueron asignados para la dirección de la misma. En el año 1930 la Sra. H. Stok - Huizer (1902 - 1990) se unió a los hermanos Leene y juntos emprendieron una búsqueda espiritual de la cual resultó que en el año 1935 se independizaron de la 'Rosicrucian Fellowship' y continuaron su camino. Z.W. Leene falleció en el año 1938, pero el Sr. J. Leene y la Sra. H. Stok - Huizer continuaron juntos el trabajo iniciado. Escribieron numerosas obras, las cuales fueron publicadas bajo sus pseudónimos J. van Rijckenborgh y Catharose de Petri respectivamente Después de la Segunda Guerra Mundial, pudieron ser reemprendidas las actividades de la Sociedad (las cuales estuvieron prohibidas por el invasor durante los años de la guerra) Los líderes espirituales mencionados tomaron un nuevo camino, centrándose cada vez más en el concepto 'gnosis'. 'Gnosis' significa literalmente conocimiento en un sentido cristocéntrico, el conocimiento de Dios directo, el cual es resultado de un camino de desarrollo espiritual: el nacimiento de agua y espíritu (Juan 3:5). Este proceso de desarrollo espiritual es simbolizado de una u otra manera por 'Las Bodas Alquímicas de Cristián Rosacruz'. 

El nombre Cristián Rosacruz es una denominación utilizada por los Rosacruces clásicos del siglo diecisiete para designar al prototipo del hombre renacido en Cristo y así, totalmente renovado. Él está al servicio de la humanidad con todo su corazón y su alma, por la realización de la verdadera renovación espiritual. El concepto 'gnosis' en un sentido más amplio fue la denominación utilizada para el toque universal de Cristo y su fraternidad, y su trabajo eterno de salvación a través de toda la historia, también antes de Cristo. 
En el año 1945 la Sociedad Rosacruz tomó la denominación de Lectorium Rosicrucianum y se presentó al mundo como 'La Escuela Espiritual Gnóstica'. A partir de entonces fueron desarrollándose fuera de Holanda más y más actividades y actualmente el Lectorium Rosicrucianum tiene alumnos en muchos países de Europa, América del Sur, América del Norte, Africa, Australia y Nueva Zelanda. Desde el fallecimiento del Sr. J. van Rijckenborgh y la Sra. Catharose de Petri el Lectorium Rosicrucianum está dirigido por una Dirección Espiritual Internacional, la cual está asistida por direcciones nacionales y grupos de trabajo. 

FRATERNIDAD ROSACRUZ
 
Fue fundado por Max Heindel, quien organiza una serie de actividades. Crea la Escuela de Filosofía y otra de “Curanderos Místicos”. La escuela a quien él llama “Orden” se halla configurada de acuerdo con un sistema jerárquico. La Fraternidad Rosacruz se denomina a sí misma “Asociación de místicos cristianos” y tiene por lema: “Una mente equilibrada, un corazón tierno, un cuerpo sano”. Formada por hombres y mujeres que tratan de poner en práctica su filosofía, sus dirigentes hacen destacar una serie de características de la Escuela, de las cuales resaltamos las siguientes: a) Es una puerta de acceso a una de las siete escuelas de misterios menores que existen en el mundo; b) Contiene enseñanzas ocultas de la religión cristiana; es decir, aquella que Jesús explicaba en privado a sus discípulos; c) Sus enseñanzas van destinadas principalmente al mundo occidental y cristiano, pretendiendo que aquellos que han dejado de practicar esa religión vuelvan al seno del verdadero cristianismo; d) Enseña que en el sendero del desarrollo existen dos temperamentos: el místico y el intelectual. El primero desdeña los conocimientos intelectuales, siguiendo los dictados del corazón. El segundo, por el contrario, atiende exclusivamente a la razón dejando a un lado el sentimiento. Para la fraternidad Rosacruz considera que el hombre perfecto es aquel que posee polaridades: la positiva, perteneciente al intelecto y la razón, y la negativa que es la del corazón, que se refiere al sentimiento y al amor. Naturalmente , el desarrollo integral del individuo incluye esta doble vertiente que se ha de cuidar de forma plena, puesto que tanto el místico como el intelectual están desarrollándose de forma asimétrica, al concentrarse más en una polaridad que en otra; esta unilateralidad constituye una importante limitación, ya que en un tiempo futuro se verán necesitados de ejercitar la otra polaridad. Así lo exigen las leyes naturales que rigen nuestra evolución, y que han de conducirnos de forma insensible, pero inexorable hacia la perfección. Dentro de la Orden Rosacruz, se desarrolla de forma paralela y simétrica el corazón y el intelecto; y se da explicaciones lógicas a la religión y a la ciencia. Cabe resaltar que dentro de la orden no hay aseveraciones irreconciliables con la razón y además cualquiera puede comprobar personalmente si se toma el interés suficiente y desarrolla sus propios potenciales. Para la Fraternidad Rosacruz el “Periodo Terrestre” ha pasado por varios estadios de evolución que denomina “razas”, a cada una de estas se le ha dado en su momento la religión más apropiada para su desarrollo. Nos preguntamos, en este punto, quienes son los encargados de trasmitir semejante legado a los humanos, la Fraternidad responde que son Seres Superiores que se encuentran en otros planos y que en última instancia son los responsables de nuestra evolución. En relación las leyes naturales que la Fraternidad Rosacruz concede especial atención y son: La ley del Renacimiento o de la Rencarnación rige la evolución de los espíritus en su etapa terrestre y hace que a través de las existencias vividas pueda ir mejorando su calidad. La ley de Retribución o llamada ley de Consecuencia de Causa y Efecto o de Karma, es la que se ocupa de que todos recibamos los efectos propios de las causas que, durante nuestras vidas, ponemos en funcionamiento. Así aprendemos las lecciones oportunas sobre las leyes naturales y como debemos observarlas. La ley del Arrepentimiento es una aportación de la doctrina cristiana. Gracias a ella se nos permite escapar al efecto de la ley de Retribución por las infracciones que hayamos cometido. Según esta ley, cuando mostramos profundo arrepentimiento por cualquier infracción de una ley natural y realizamos la reparación necesaria al perjudicado, las consecuencias quedan disueltas y perdonadas. La ley de Epigénesis es una aportación de las enseñanzas de la Fraternidad Rosacruz y se refieren en forma directa a la ley de Retribución. Pero si meditamos en ella llegamos a la conclusión de que sus principios generan un mundo totalmente mecánico. Porque, cada causa produce un efecto, el cual se convierte en causa siguiente y así sucesivamente. 

ORDEN ROSACRUZ AMORC 
 
Es conocida como la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis y cuyo nombre se deriva del antiquísimo símbolo que es la cruz y una sola rosa roja. Siendo importante destacar que siendo su símbolo una cruz no tiene relación religiosa sino un sentido alegórico propio. Mariano Vázquez en su obra “Escuelas Esotéricas de Occidente” señala que las iniciales de AMORC son una abreviatura de las palabras “Antigua y Mística Orden Rosae Crucis”. Su programa de estudios, reúne una filosofía de vida que es posible vivir, el idealismo metafísico y las ciencias prácticas como: física, química, biología, fisiología y Psicología. Procura por medio de su sistema educativo, librar a la sociedad de la influencia esclavizante de la ignorancia, el fanatismo, el temor y la superstición. Siendo sus propósitos fomentar la evolución de la humanidad mediante el desarrollo del potencial que cada individuo lo posee; enseñándole la significación y la aplicación de las leyes naturales y cósmicas que se manifiestan en el universo, dentro de nosotros y en torno a nosotros. Su tradición hace que su origen se remonte a las escuelas de misterios del antiguo Egipto. En estas escuelas, los místicos iluminados se reunían en forma regular para estudiar los misterios de la existencia. Precisamente por está razón se les llamó “escuelas de misterio”. Agrupaban a todos los buscadores que aspiraban a una mejor comprensión de las leyes naturales y universales. Por eso, la palabra “misterio” en las antiguas civilizaciones egipcias, griegas y romanas no tenía el significado que se le da en la actualidad. De esta manera esta Orden al referirse a sus orígenes se incluye a uno de los primeros iniciados el faraón Thutmosis III que agrupó a sus seguidores en una fraternidad única de la que AMORC perpetúa en nuestros días las reglas y fundamentos. Y a partir de esta relación histórica se incluye una larga lista de nombres como Salomón, Pitágoras, Solón, Plotino, Carlomagno, Francis Bacón, Claude Debussy, Isaac Newton, Benjamín Franklin, René Descartes, etc. Igualmente indica que el principio hermético “Lo que arriba es como lo de abajo” es el lema escogido de esta Escuela para enseñar que no se pueden comprender las leyes que rigen al mundo metafísico, sin conocer los principios básicos que gobiernan al mundo físico. Como a poyo para su tesis en AMORC se recuerda que los grandes iniciados de todos los tiempos sabían muy bien que la búsqueda de lo invisible comienza por la observación y el análisis de lo visible.  

SU RELACION CON LA MASONERIA

En el periplo de los rosacruces, su relación con la masonería ocupa un espacio importante. Así, por ejemplo, en la versión de su historia proporcionada por la más numerosa y extendida de sus organizaciones en la actualidad, AMORC, "la masonería no sería sino la organización nacida de Salomón, un rosacruz que no llegó a ser iniciado por completo"; versión no aceptada, evidentemente, por la masonería, y que carece de cualquier base histórica. Jean Pierre Bayard en su libro La meta secreta de los rosacruces (Robin Book, Barcelona, 1991), asegura que "Los Manifiestos de la Rosacruz, creados o no por Andreae y sus amigos, han tenido una influencia espiritual sobre muchos grupos y, particularmente, sobre los de Inglaterra. Francis Bacon, con la Nova Atlantis, influenció y marcó las logias masónicas". Afirma, por otra parte, que "Johann Gotthier, al publicar en 1804 su libro sobre los rosacruces, pensó que francmasones y rosacruces no eran sino un único grupo en su origen, que se separaron para propagar por una parte ideas filosóficas y filantrópicas en la masonería y, por otra parte, entre los rosacruces, para llevar a cabo investigaciones cabalísticas y alquímicas". Y, más adelante, describe el ambiente intelectual en el que todo ello pudo producirse, pues "Igualmente hemos visto que el Siglo de las Luces se sintió atraído por el iluminismo y que aquellos focos permitieron la eclosión de la francmasonería, bien estructurada desde 1717. Esta orden no pudo sino permanecer atenta a toda creación de sociedades análogas y seguir la evolución de los círculos, atribuyendo siempre a la Rosacruz de Oro intenciones alquímicas". Unos párrafos que consideramos, más allá de anécdotas, como sumamente aclaratorios. 
Es importante observar que el grado 18 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, practicado en la mayoría de logias masónicas de todo el mundo, se denomina Gran Príncipe Rosa Cruz. En este grado se recogen diversos símbolos indudablemente rosacruces: el triple beso, el pelícano, el águila, barras de cera para lacrar& La S.R.I.A. está compuesta exclusivamente, ya lo veíamos anteriormente, por masones, que conciben la "vía rosacruz" como una profundización más espiritual, incluso superior, en algunos aspectos, a la experimentada en la propia masonería. En el caso concreto de la Orden Rosacruz, los mandiles, de apariencia masónica a simple vista, la denominación de sus locales, "logias", y las referencias al Gran o supremo Arquitecto del Universo; nos remiten, inevitablemente, a la masonería como inspiradora tanto formal como materialmente o, al menos, formando parte de un tronco común. Manuel Guerra, en su extraordinario Diccionario enciclopédico de las sectas (BAC, Madrid, 1999,2ª edición) asegura que "Los grados de iniciación, el secreto, etc. del rosacrucismo deben atribuirse probablemente a influjo de la masonería". Cuando algunas organizaciones rosacruces analizan sus diferencias con otras entidades igualmente denominadas, denuncian la mayor o menor influencia ejercida por la masonería en ellas. Es el caso de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel que, para diferenciarse de AMORC, recurre a la inspiración masónica de ésta última, cuando afirma que en ella el proceso de la iniciación reviste carácter masónico: se realiza en una logia, asisten oficiales de ceremonia, se sigue un ritual preciso, se emplean palabras de pase, se utilizan signos e instrucciones secretas& Por el contrario, los seguidores de Max Heindel experimentarían una iniciación personal, espiritual e íntima. Pero donde puede encontrarse una gran fuente de inspiración para alguna de las actuales órdenes rosacruces, particularmente AMORC, es en la nebulosa masonería llamada egipcia, es decir, la seguidora de los ritos de Menfis, Misraim y Menfis-Misraim. AMORC, en su texto Preguntas y respuestas rosacruces, afirma, además, que "En el siglo XVIII, la Orden de la Rosa-Cruz y la Francmasonería estaban muy relacionadas, lo que explica por qué uno de los más altos grados de la masonería lleva el nombre de Caballero Rosa-Cruz´. Estas dos organizaciones son totalmente independientes entre sí, y por tanto, sus actividades también lo son. Ciertamente, hay numerosas personas que son al mismo tiempo rosacruces y masones, demostrando que no existen incompatibilidades entre estos dos movimientos". Intentemos, como resumen, establecer algunas semejanzas y diferencias entre ambas corrientes, ya aclarado que el "humus" humano e intelectual eran comunes. Semejanzas: ambas son órdenes (organizaciones jerarquizadas y estructuradas en grados); son entidades iniciáticas (se pasa de un grado a otro superior mediante ceremonias iniciáticas); son grupos esotéricos (para una minoría, frente a las religiones exotéricas, propias de las mayorías); afirman remontarse a una remota antigüedad; poseen sistemas de signos, toques y palabras; realizan sus trabajos en logias dirigidas por venerables maestros; emplean mandiles; comparten numerosos principios filosóficos. Diferencias: la masonería posee tres grados fundamentales (aprendiz, compañero y maestro), mientras que la rosacruz no los tiene; los sistemas de enseñanza son distintos (en la masonería es simbólica, en la rosacruz se realiza a través de monografías periódicas); en la rosacruz se escucha el discurso del maestro y se retiran, y en las tenidas masónicas, los asistentes exponen sus opiniones; en la rosacruz el ascenso de grado es automático, mientras que en la masonería el aspirante debe acreditar su preparación; el mandil rosacruz es triangular, por el contrario, en la masonería es cuadrangular; la masonería está enfocada a la simbología y la reflexión filosófica y social, y la rosacruz se encamina al desarrollo de las potencialidades de la persona, la alquimia y la astrología.

Seguidores

.

Temas tratados